Wages in El Salvador, Wage Indicator survey 2012

Download pdf:

 

ABSTRACT

This WageIndicator Data Report presents the results of the face-to-face WageIndicator survey in El Salvador, conducted between 17 January and 9 February 2012. The survey aimed to measure in detail the wages earned by Salvadoran workers, including the self-employed. In total 1363 persons were interviewed. The sample is largely concentrated in Salvador’s capital region San Salvador.

About two thirds of the workers have some kind of high school education. Sizable groups of employees have primary education (16%) or an undergraduate university degree (16,4%). Groups of around 5% each hold either no education or the masters degrees. Women are significantly higher educated than men.

Four in ten people work in an organization with 10 or fewer employees and another three in ten in an organization with 11-50 employees. Two thirds of the respondents work either as managers and professionals (22%), service and sales workers (26%), or in elementary occupations (21%). Women are twice as likely as men to be managers and professionals and dominate the clerical occupations. Men are much more likely to be in agriculture or elementary occupations. Nearly two in ten workers are self-employed. About half of the workers are employees with permanent contracts, 14% hold a fixed-term contract and 15% are workers without a contract.

The Salvadoran labour market appears strongly segregated. Over three quarters of the workers in the sample work either in very informal (30%) or very formal (48%) jobs. Those in formal jobs are most often employees on permanent contract, who are entitled to social security, have agreed working hours and receive their wages in a bank account rather than as cash in hand.

The median net hourly wage of the total sample is 1,5 US Dollar. Almost three in ten workers earn less than 1 dollar per hour, whereas two in ten earn more than 2,5 dollar. Mana­gers and professionals have the highest wages, whereas agricultural workers earn the lowest wages. More than half of the workers with no formal education and 46% of workers without a contract earn less than one dollar per hour. Three out of ten workers on permanent contracts earn more than 2,5 dollar.

Eighty-three per cent is paid on or above the minimum wage threshold. Workers in very small firms are more often paid under the minimum wage threshold, so are workers without a contract, those in informal jobs and workers below the age of 29. Workers in elementary occupations (28%), services and sales (27%) and plant and machine operators (21%) are regularly paid below the minimum wage. Men are about 5% more likely than women to be paid the minimum wage. The more educated a worker is, the more likely they are as well to be paid on or above the minimum wage threshold.

Only 8% of respondents are covered by collective agreements, but 68% agree that it would be important to be covered. Less than one per cent of respondents report participating in health care, pension or day care schemes. Bonuses and allowances are more common. Thirteen per cent of workers receive overtime bonuses and 7% receive a holiday allowance. Nine in ten employees report receiving their wage on time and three in ten employees receive their wage cash in hand.

While El Salvador has a standard working week of 44 hours, the average working week of the respondents is slightly longer at 45 hours. Craft and trades workers work longest (49 hours), followed by workers in services and sales (48 hours). Managers and professionals indicate having the shortest working hours: 38 hours per week. Employees on fixed term contracts work the longest hours (51 per week), self-employed work the shortest (41).

One in ten respondents, regularly works in the evening. Nearly three out of ten people work on Saturdays and 65% report working Sundays. On average, the workers in the sample work nearly six days a week. While employees on permanent contract reported much longer working hours than the self-employed, the opposite takes place with regard to the number of working days.

The survey includes a question about satisfaction with life-as-a-whole, to be judged on a scale from 1 – dissatisfied - to 10 – satisfied. On average, respondents score an 8 on the happiness scale, with 92% of people rating their satisfaction with life at a seven or higher. Workers on permanent contracts are about half a point more satisfied than self-employed and workers without contracts. The lowest earners are about half a point less satisfied than the highest earners.

 

RESUMEN

Este informe presenta los resultados que WageIndicator obtuvo de la encuesta cara a cara en El Salvador, llevada a cabo entre el 17 de enero y 9 de febrero de 2012. La encuesta tuvo como objetivo medir en detalle los salarios percibidos por los trabajadores salvadoreños, incluidos los trabajadores autónomos. En total, 1363 personas fueron entrevistadas. La muestra se concentra principalmente en la capital San Salvador, El Salvador.

Alrededor de dos tercios de los trabajadores tienen algún tipo de educación secundaria. Grupos considerables de los empleados tienen estudios primarios (16%) o un título universitario de grado (16,4%). Grupos de alrededor de 5% de cada categoría no poseen educación o la poseen en grado de maestría. Las mujeres presentan un nivel educativo significativamente más alto que los hombres.

Cuatro de cada diez personas trabajan en una organización con 10 o menos empleados y otros tres de cada diez en una organización de 11-50 empleados. Dos tercios de los encuestados trabajan ya sea como directivos y profesionales (22%), servicios y personal de ventas (26%), o en ocupaciones elementales (21%). Las mujeres son dos veces más propensas que los hombres a ser gerentes y profesionales y dominar los trabajos de oficina. Los hombres son mucho más propensos a tener empleos en la agricultura o en ocupaciones elementales. Casi dos de cada diez trabajadores laboran por cuenta propia. Alrededor de la mitad de los trabajadores son empleados con contrato indefinido, el 14% tiene un contrato de duración determinada y el 15% son trabajadores sin contrato.

El mercado de trabajo salvadoreño parece muy segregado. Más de las tres cuartas partes de los trabajadores de la muestra, desempeñan o bien trabajos muy informales (30%) o muy formales (48%). Los que están en empleos formales suelen ser empleados con contrato permanente, tienen derecho a la seguridad social, están de acuerdo en las horas de trabajo y reciben su salario en una cuenta bancaria en lugar de dinero en efectivo.

En la mediana de la muestra total, el salario neto por hora es de 1,5 dólares estadounidenses. Casi tres de cada diez trabajadores ganan menos de 1 dólar por hora, mientras que dos de cada diez ganan más de 2,5 dólares. Los gestores y los profesionales tienen los salarios más altos, mientras que los trabajadores agrícolas ganan los salarios más bajos. Más de la mitad de los trabajadores sin educación formal y el 46% de los trabajadores sin contrato ganan menos de un dólar por hora. Tres de cada diez trabajadores con contratos permanentes ganan más de 2,5 dólares.

Ochenta y tres por ciento es pagado en o por encima del umbral del salario mínimo. Los trabajadores de las empresas muy pequeñas son más a menudo pagados bajo el umbral de salario mínimo, de igual manera los trabajadores sin contrato, los informales y los trabajadores menores de 29 años. Los trabajadores en ocupaciones elementales (28%), los servicios y las ventas (27%) y los operadores de instalaciones y máquinas (21%) son regularmente pagados por debajo del salario mínimo. Los hombres son aproximadamente un 5% más propensos que las mujeres a ganar el salario mínimo. Cuanto más educado es un trabajador, es más probable que gane por encima del salario mínimo.

Sólo el 8% de los encuestados están cubiertos por convenios colectivos, pero un 68% está de acuerdo en que sería importante que todos los empleados tuvieran dicho convenio. Menos del uno por ciento de los encuestados reporta que posee seguro medico, planes de pensiones o días de incapacidad. Los bonos y los subsidios son más comunes, trece por ciento de los trabajadores reciben bonos por horas extras y el 7% recibe una paga por vacaciones. Nueve de cada diez empleados informaron el haber recibido su salario a tiempo y tres de cada diez empleados reciben su salario en efectivo.

Mientras que El Salvador tiene una semana de trabajo de 44 horas, la media de los encuestados tiene una semana laboral ligeramente más larga: 45 horas. Los artesanos y demás oficios trabajan una jornada laboral más larga (49 horas), seguido por los trabajadores de servicios y ventas (48 horas). Los gestores y los profesionales indican que tiene el menor tiempo de trabajo: 38 horas semanales. Los empleados con contratos de duración determinada trabajan más horas (51 por semana) y los que trabajan por su cuenta menos (41 por semana).

Uno de cada diez encuestados trabaja regularmente en la noche. Casi tres de cada diez personas trabajan los sábados y el 65% afirma trabajar los domingos. En promedio, los trabajadores de la muestra trabajan casi seis días a la semana. Mientras que los empleados con contrato permanente formal trabajan mucho más horas que los autónomos, lo contrario ocurre con respecto al número de días de trabajo.

La encuesta incluye una pregunta sobre la satisfacción con la vida “como un todo”, para ser juzgado en una escala de 1 - insatisfecho - a 10 - satisfecho. En promedio, los encuestados anotan un 8 en la escala de felicidad, un 92% calificó su satisfacción con la vida con un siete o más. Los trabajadores con contratos indefinidos son casi medio punto más satisfechos que los trabajadores por cuenta propia y trabajadores sin contratos. Los ingresos más bajos son aproximadamente medio punto menos satisfechos que los de mayores ingresos.


Loading...